Humedales

Un humedal es un sistema vivo formado por plantas acuáticas y organismos, capaz de depurar el agua en forma natural. ​Estas zonas pueden ser construidas por el hombre y permiten reproducir, artificialmente y de forma controlada, los procesos de eliminación de contaminantes que tienen lugar en los humedales naturales.

 

 

Fundamentos

 

El carácter artificial de este tipo de humedales viene definido por las siguientes particularidades:

 

- El vaso del humedal se construye mecánicamente y se impermeabiliza para evitar pérdidas de agua al subsuelo.
- Se emplean sustratos para el enraizamiento de las plantas diferentes al terreno original.
- Se eligen las plantas que van a colonizar el humedal.

 

La depuración de las aguas residuales a tratar se consigue haciéndolas pasar a través de zonas húmedas artificiales, en las que tienen lugar procesos físicos, biológicos y químicos, que dan lugar a unos efluentes finales depurados. La tecnología de humedales artificiales puede ser considerada como un complejo ecosistema, en el que los principales actores son:

 

- El sustrato: que sirve de soporte a la vegetación, y permite la fijación de la población microbiana (en forma de biopelícula) que va a participar en la mayoría de los procesos de eliminación de los contaminantes.
- La vegetación (macrófitas): que contribuye a la oxigenación del sustrato, a la eliminación de nutrientes y en la que también tiene lugar el desarrollo de la biopelícula.
- El agua a tratar: que circula a través del sustrato y de la vegetación